kenia.jpg

El nuevo presidente de Kenia prometió durante la fase previa a las elecciones que los niños de las escuelas de todo el país tendría un ordenador portátil, una medida que no gusta para nada a los profesores de estas escuelas, ya que antes de que los niños puedan tener un ordenador portátil es importante que se cubran otras necesidades.

De entre estas necesidades los profesores llevan años pidiendo un aumento del salario debido a que el salario que cobran cada mes es muy bajo para los tiempos que corren y lógicamente se debe de ofrecer unas infraestructuras adecuadas para que se pueda tener un ordenador portátil, algo que de momento no disponen las escuelas. Con el presupuesto para los ordenadores se podrían realizar otras mejoras en las escuelas keniatas y seguro que así todos saldrían ganando, en especial todos los alumnos.

Lógicamente el gasto para que cada alumno tenga un portátil es muy elevado y las escuelas tienen necesidades más urgentes para poder ofrecer una educación de calidad a todos los alumnos y no es tan urgente que llegue a las escuelas el ordenador portátil para todos los alumnos. A la hora de ofrecer una mejor educación no hace falta saltarse pasos y antes de ofrecer escuelas de calidad y un sueldo adecuado a los profesores no se puede querer ofrecer a los alumnos un ordenador sin las infraestructuras adecuadas. Veremos si finalmente el presidente cumple con su promesa electoral a pesar de las protestas de los profesores.

Vía | Elmundo
Foto | Flickr