mombasa-kenia.jpg

Recientemente hemos tenido noticia de una serie de ataques con granada en diferentes puntos de Kenia, unos ataques que han tenido lugar en este mes de junio tanto en Mombasa como en Nairobi, dos ciudades clave de Kenia donde han tenido lugar estos ataques con granada que han dejado algunos heridos de cierta gravedad. Es posiblemente uno de los ataques más sangrientos de las últimas semanas y con el objetivo de destrozar las iglesias de la zona.

Usar granadas para atacar es cuanto menos peligroso, debido a que suelen hacer mucho daño y lo peor de todo es que este ataque se hizo contra una de las iglesias de Kenia, algo que es habitual en el continente africano por parte de grupos radicales islamistas que no soportan ver a construcciones que no sean de su propia religión y que no tienen respeto alguno hacia otras religiones.

Además de causar cierto destrozo en la estructura de la iglesia, lo peor es sin duda las heridas que presentaron algunas personas que se encontraban en la zona y que no pudieron hacer nada por esquivar las granadas. Sin duda no se trata tristemente del primer ataque contra las iglesias en Kenia, ya que los templos cristianos suelen ser objetivos fijos de los grupos radicales islamistas, que intentan asesinar a los creyentes y destruir a las iglesias, una persecusión que se mantiene activa en diferentes lugares de África y de ahí el peligro de ser cristiano a día de hoy.

Vía | Eldiario
Foto | Wikimedia