Kimani Maruge era hasta ahora el estudiante más anciano del mundo, porque a sus 90 años estaba aprendiendo a leer y a escribir en la escuela gratuita que hay en Kenia. Esta persona entró en esta escuela hace unos años y desde entonces comenzó su aprendizaje, porque hasta 2003 era un analfabeto. Desde entonces se convirtió en el estudiante más anciano del mundo y es ciertamente una figura de cierta importancia y un ejemplo de superación, además de demostrar que nunca es tarde para estudiar.

kenia.jpg

A pesar de su edad, no le importó comenzar a leer y a escribir, algo que no supo hacer hasta que entró en la escuela en el año 2003 y hasta este año 2009, que por desgracia ha muerto a los 90 años de edad, por lo que ha tenido una vida muy amplia, llena de dificultades y por supuesto alguna que otra alegría. Fue una de esas personas para tomar ejemplo, sobre todo en sus últimos años de vida, ya que se esforzó por aprender a leer y a escribir y desde 2003 estuvo aprendiendo con muchas ganas.

Después de 90 años de vida, Kimani Maruge ha dejado esta vida, pero por suerte la ha dejado sabiendo leer y escribir de manera aceptable, algo que no supo hasta hace pocos años antes de morir. Esta persona es un ejemplo para que muchos jóvenes piensen en la importancia de tener unos estudios, saber leer y escribir, que en Kenia ya es algo bastante importante, debido a que por desgracia no se puede aspirar demasiado alto, porque la pobreza no permite hacerlo.

Vía|Noesficcion