mombasa-kenia.jpg

Por desgracia el tráfico de marfil sigue siendo muy importante desde Kenia, aunque afortunadamente las autoridades siguen vigilando muy de cerca todo tipo de actividad sospechosa. Recientemente se requisó en el puerto de Mombasa nada menos que tres toneladas de marfil que se encontraban en el interior de un gran contenedor, algo que sin duda no es nuevo y a lo que está muy acostumbrada las autoridades de Kenia.

Este marfil tenía como destino tierras malayas, donde se iba a vender a buen precio y esto es algo que por desgracia es muy habitual, aunque en esta ocasión afortunadamente se han podido detener a tiempo. De todos modos el año ya está hecho, ya que los animales que se han matado para conseguir este marfil están muertos y esto es algo que pone en riesgo a la población de elefantes de Kenia, que siendo siendo asesinados a manos de los cazadores furtivos para conseguir el preciado marfil.

De todos modos es importante que se detengan a los culpables de esta masacre y que no se salgan con la suya de poder venderlo a precio de oro para conseguir su preciado botín. Lógicamente las autoridades de Kenia están pendientes de todo tipo de cargamentos que se puedan realizar desde Kenia con destino a otros lugares del mundo, muy especialmente se fijan en os cargamentos que viajan hasta tierras asiáticas, que es donde están los compradores principales que pueden pagar un buen precio por los colmillos para sus colecciones privadas y demás cosas.

Vía | Lainformacion
Foto | Wikimedia