Kenia está pasando por uno de los momentos más complicados, porque la sequía no sólo afecta a los keniatas, sino que también afecta mucho a los animales y sobre todo los grandes animales como los elefantes. Por desgracia muchos elefantes pequeños se quedan huérfanos, con todo lo que significa para su salud. Es una pena poder ver a los elefantes que se han quedado sin su madre, porque no ha podido soportar estar tanto tiempo sin agua, sobre todo porque necesitan mucha cantidad de agua.

elefante-africano.jpg

Estos elefantes huérfanos necesitan la ayuda de personas que precisamente están en Kenia para ayudar, porque los animales no son los mismos de mayores que de pequeños y son mucho más indefensos. Es una pena ver animales morir de esta manera y que otros se queden sin sus familiares, algo que les deja ante el peligro de los animales salvajes, que ven en estos huérfanos una excelente fuente de energía. La situación de Kenia y es una de las zonas que más problemas está teniendo.

El cambio climático destroza cultivos, hace que las temperaturas suban muchos grados, aumenta el grado de sequía y tanto los animales como los seres humanos, sufren las consecuencias de esta sequía, que se está llevando por delante parte de la mucha vida que había en Kenia, sobre todo se está llevando la vida de muchos elefantes, leones y demás animales que necesitan mucha agua y comida para vivir y que no tienen fácil encontrarla por regla general. Es una pena todo lo que está sucediendo en esta zona del mundo, todo por las graves consecuencias del cambio climático.

Foto|Anima-blog