Es curioso que el hecho de que Obama ya sea el nuevo Presidente de los Estados Unidos pueda haber originado una oleada de bebés que lleven el nombre de Obama y de Michelle. Esto está pasando en Kenia, ya que consideran a Obama casi como su Dios o Salvador y es por ello que muchas familias optan por ponerle a su hijo Obama, si es varón y Michelle si es una niña. En uno de mis viajes a China averiguaré si también pasa allí.

obama.jpg

A este paso y dado el gran número de hijos que nacen en Kenia al año, pronto tendremos un lugar poblado por muchos Obamas, que ciertamente recordarán con su nombre a este presidente actual. De momento la Obamamanía llega así de lejos. El número de bebés cuyo nombre es Obama, ya es ciertamente razonable.

También el hombre de Michelle, mujer de Obama está siendo usado para ponerle a los hijos de las familias keniatas en el caso de que sean mujeres. Veremos lo que dura esta “fiebre” por Obama en Kenia y otros lugares de África.